Últimamente tengo miedo de decir lo que realmente pienso - BuhoWeb.com

Descubre en esta historia de una conversación entre amigos la controversia sobre la libertad de expresión y si se debe cruzar la línea de la ofensa por decir lo que realmente se piensa.

Últimamente tengo miedo de decir lo que realmente pienso. Tengo miedo de no estar a la altura del civismo que esta sociedad exige. Por ejemplo, el otro día en el tráfico le dije “puto” a alguien que resultó ser gay, pero yo le dije puto porque se metió en la fila, no lo estaba discriminando por su sexualidad, me da igual con quien quiera follar, pero después de mi “insulto” se puso a grabarme y me acusó de homófobo.

Y no sólo eso, ahora tampoco puedo llevar mi café de la tienda en los vasos de unicel que dan, porque todos en la oficina me juzgan por no usar un vaso que no se joda al medio ambiente. Y es absurdo porque donde trabajamos seguro explotan a gente en la India con sueldos de mierda, si fueran tan consientes y tan puros con su entorno buscarían un trabajo donde no se carguen a los empleados de países sextimundistas, ¡ah, pero como les da plata no dicen nada!

No puedo con tantas reglas, todo da cáncer, todo ofende, todo esta mal. Me tengo que guardar mis pensamientos para mí, ya ni siquiera puedo hacer bromas de negros o chinos o gringos sin ser llamado racista. Estoy harto, quiero ser libre sin necesidad de ser considerado una mierda de persona. Estoy seguro que hasta Jesucristo le tiraba mala onda a los romanos. ¡No mames, lo querían matar! Seguro que no eran sus personas favoritas.

Vivimos en un albur, es un arma de dos filos esto del civismo exagerado. La sociedad se ha vuelto paranoica. Ya te digo: una tontería de estas va a desatar otro holocausto. ¿Por qué crees que Molotov ya no hace música? porque ya todos se ofenden, ya no es un simple: “puto el que no hace lo que quiere.” Ahora se degeneró el mensaje y se convirtió en un himno de odio hacia la comunidad.

Deberíamos dejar de ofendernos por todo, y dejar de tratar de ser modelos híper funcionales todo el tiempo. Debemos permitirnos ser unos hijos de la chingada de vez en cuando, está en nuestra naturaleza; deberíamos tener la libertad de pedir una bolsa de plástico o un popote sin que se no acuse de “ecocidas”, tener la libertad de llamarle a todos los asiáticos chinos y que no por esto piensen que soy racista.

—Pero eso es lo que está mal, que pienses que tus comentarios o acciones no son ofensivas. Es obvio que lastimaran a alguien.
—¿ Y qué se supone que haga?
—Que te guardes tu bullshit para ti, no todos necesitan saber lo que piensas.
—Pero entonces infringe con mi derecho de libertad de expresión.
—Pues usa tu libertad de expresión en tu cuarto donde no molestes al mundo con tus palabras.
—Esta súper puto eso.
—Ahí vas; entiende, nadie necesita esa energía negativa.

https://culturacolectiva.com/letras/historia-de-controversia-sobre-la-libertad-de-expresion

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid