¿Es normal sentir tristeza después de tener sexo? - BuhoWeb.com

Es una sensación muy extraña porque llega justo después de una experiencia intensamente placentera, pero se ha comprobado que es mas común de lo que pensamos.

Hemos tenido un apasionado encuentro sexual. Sudor, gemidos, placer. Ahora retomamos el aliento en la cama. Nuestra pareja reposa a nuestro lado, agotada y relajada. Nosotros, por el contrario, solo queremos llorar. No ocurrió nada que pudiera producirnos tristeza: fue una relación consensuada, divertida y respetuosa con alguien que nos gusta. Sin embargo, sentimos una extraña y profunda melancolía.

Es una situación incómoda e inquietante. A quienes les ocurre, se sienten bichos raros y consideran que tienen algo mal en la cabeza. No obstante, para tranquilidad de ellos, es bastante común que pase. Incluso tiene un nombre: disforia poscoital. Esta condición reúne todos los sentimientos negativos que invaden a una persona después del sexo: tristeza, rabia, frustración, depresión. En 2015, en un estudio del Diario de Medicina Sexual citado por The Cutcasi la mitad de las mujeres confesaban haber experimentado disforia poscoital en algún momento de sus vidas, y alrededor del 5% aseguraban haberla tenido múltiples veces en el último mes.

En una investigación más reciente, publicada en el Diario del sexo y la terapia marital, se examina el fenómeno en los hombres. Se pensaría que ellos, acostumbrados a esconder su vulnerabilidad y a sentirse especialmente varoniles después de una relación sexual, no sufren de esta condición con mucha frecuencia, pero nuestras suposiciones solo hablan de nuestros prejuicios. En realidad, alrededor del 40% de los hombres han experimentado disforia poscoital y el 4% cuenta que les ocurre con regularidad. En ese estudio, los hombres describían sus sensaciones después del sexo: se sentían avergonzados, despreciables, vacíos y descontentos con ellos mismos. La mayoría de los participantes, además, aseguraban sentirse sexualmente satisfechos en sus relaciones.

A pesar de que es tan común, el fenómeno no se ha explorado lo suficiente y para los especialistas es especialmente misteriosos porque puede ocurrir en relaciones saludables y amorosas. Robert Schweitzer, el autor principal de los estudios mencionados y profesor de la Universidad Tecnológica de Queensland en Australia, explica a The Cut que no hay datos concluyentes que determinen las razones de la disforia, pero sugiere algunas opciones, como que la genética desempeñe un rol o que haya una historia de trauma o abuso sexual. Este último punto, no obstante, debe analizarse con lupa, ya que muchísima gente que se ubica en ese perfil nunca ha tenido la condición, y muchos otros, con un pasado sexual normal, sí la han tenido.

De acuerdo con Schweitzer, es muy probable que la disforia poscoital sea el resultado de múltiples factores que coinciden, tanto psicológicos como hormonales. El estudio plantea que, con frecuencia, las personas que tienen la condición sufren de aflicciones psicológicas. Es importante recalcar que este fenómeno no es necesariamente una señal de que algo no esté funcionando en una pareja.

Aunque todavía falta mucho por aclarar, estas investigaciones dan luces para entender esta disforia y permiten que muchas personas dejen de sentirse raras  si tienen ganas de llorar después de una noche de pasión.

https://www.elespectador.com/cromos/estilo-de-vida/es-normal-sentir-tristeza-despues-de-tener-sexo-articulo-807035

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid