Te presentamos el cambio radical de Héctor Herrera - BuhoWeb.com

El jugador mexicano más codiciado en Europa en estos momentos, habla de todo: su familia, Portugal y el cambio físico con el que rompió las redes.

La historia de Héctor Herrera está plagada de esfuerzos y sacrificios que, aunque ciertamente recom- pensada, a veces olvidamos cuando nos enfrentamos a ese habitual retrato de jóvenes ricos y extre- madamente famosos que viven alejados de la realidad cotidiana de sus contemporáneos.

Como muchas otras leyendas del futbol, sus orígenes fueron humildes y esto, sin duda, influyó en la construcción de su personalidad. “Nací en Tijuana y, como todo niño, soñaba que jugaba en la primera división, quería representar a mi país y formar parte de la Selección Nacional. Pero era un sueño que veía muy lejos”, nos reveló. Tras formar parte de la Tercera División con los equipos Venados de la Magdalena Contreras y Arroceros de Cuautla F.C., y en Segunda con el Tampico Madero, el 23 de julio de 2011 Herrera debutó en la Primera División de México con el Pachuca.

Pero no todo el camino fue sencillo. Antes de eso, incluso llegó a plantearse dejar el futbol y emigrar a Estados Unidos, pues jugaba sin goce de sueldo y estaba a punto de tener un hijo. Eran momentos difíciles, aunque nunca perdió la confianza y con base en creer en sí mismo y trabajar duro, llegaron las oportunidades. “No esperaba conquistar todas las cosas que he logrado. Creo que ha sido el resultado de la combinación de una serie de factores muy importantes: el sacrificio, la disciplina, el trabajo e incluso la suerte. A mí las cosas se me fueron dando, las oportunidades iban apareciendo y creo que las fui aprovechando muy bien”. Hoy, Herrera es capitán de uno de los grandes clubes europeos, el Oporto F.C. de Portugal y es pieza fundamental en la Selección Mexicana. Entre su palmarés cuenta con una medalla de oro olímpica, una Liga y dos Supercopas de Portugal. Pero esto es sólo el principio; Héctor siempre tiene nuevos objetivos. “Uno de mis sueños es ganar una Champions”, sentencia.

Si le preguntas por otros jugadores, él se confiesa admirador de Andrés Iniesta, “uno de los mejores del mundo”. Aunque su ídolo desde siempre ha sido Juan Román Riquelme. “Me hubiese encantado poder jugar con él y también con Cuauhtémoc Blanco en su momento. Es un referente en la selección y en el futbol nacional”.

Herrera es consciente de que hoy también él es un ídolo y que hay miles de ojos observando lo que hace, sin embargo, afirma que intenta que salga bien todo lo que se propone, tanto para dar un buen ejemplo a sus hijos como a sus seguidores. Por supuesto, es en su familia donde tiene su principal apoyo, como en su esposa, Shantal Mayo, que lo acompaña divertida durante la sesión y que demostró públicamente que estaría al lado del jugador incluso en aquellos momentos complicados tras la polémica fiesta de los jugadores del Tri el verano pasado. “Para mí, la familia es lo más importante que hay en la vida, por encima de cualquier cosa. Es mi motor, es mi motivación y mi todo. Creo que parte de mi éxito ha sido gracias al apoyo que me han brindado siempre, estando en las buenas y en las malas. En momentos difíciles, como cuando tuve que salir de México y venir a Portugal, ellos vinieron conmigo a la aventura. El apoyo siempre ha sido mutuo. Yo los secundo de otra manera, pero ellos, en el futbol, están siempre al 100% conmigo”, nos explica de modo tajante.

Afirma que la pasión es lo que lo mantiene dentro del soccer: “La competitividad y la calidad que hay actualmente en este rubro son algunas de las cosas que me gustan y me motivan para seguir jugando en Europa”. Aunque este deporte también tenga su parte negativa: “Es futbol, es pasión, es algo por lo cual eres pagado y tienes que soportar todo ese tipo de situaciones. Se castiga mucho a los jugadores que cometen errores y, para mí, eso es algo que debería cambiar”, concluye.

Di Stéfano explicó una vez que el balompié de verdad se acabó cuando entró el primer secador de pelo a un vestuario. Con esta frase, que hoy nos suena trasnochada, pretendía comparar a aquellos futbolistas rudos de su época con los de ahora, más parecidos a las estrellas del cine o de la música. Al fin y al cabo, vivimos en la sociedad del espectáculo y el futbol es un fiel reflejo de ella. Internet, los celulares y las redes sociales han permitido que ya no sólo veamos los goles de los jugadores, sino que conozcamos sus vidas casi por completo y, además, con una falsa sensación de cercanía. Los nuevos mitos firman suculentos contratos cediendo sus derechos de imagen y convirtiéndose ellos mismos en marcas con las que identificarte al consumir sus productos. En todo este juego, la imagen tiene un papel fundamental y todos se esfuerzan por cuidarla.

https://www.gq.com.mx/actualidad/personajes/articulos/hector-herrera-entrevista-gq-operaciones-escandalos-familia/12781

 

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid