7 tips para elegir el mejor gimnasio - BuhoWeb.com
gimnasio

¿Tienes dudas acerca de los requisitos que debes tener en cuenta para apuntarte a un gym? Nosotros te las resolvemos

Has oído hablar de ellos. Sabes que existen y que desde unos años están de moda, pero nunca habían conseguido despertar en ti un interés. Sin embargo, este verano has visto demasiados músculos en la playa, quizás algunos que no sabías ni que existían.

Es por eso que has decidido subirte al carro y apuntarte definitivamente a un gimnasio. Ya sea porque quieres iniciar una vida más saludable, porque te apetece hacer algo de deporte para mantenerte en forma. O incluso porque deseas que todas las chicas que te cruzas se desnuquen al repasarte de arriba abajo.

Así pues, sea cual sea la motivación que haya aflorado en ti e, independientemente de las metas que quieras alcanzar. El caso es que quieres es incluir el ejercicio físico entre tus hábitos.

Pero para ello, debes encontrar el centro perfecto que te permita llevar a cabo los propósitos que te hayas marcado. Sigue los siguientes consejos clave para elegir el gimnasio perfecto y que mejor se adapte a tus necesidades.

1.- PRUÉBALO ANTES DE APUNTARTE

No lo dudes. Que no te dé corte, acércate y que te enseñen las instalaciones. Debes conocer el centro y qué es lo que incluye dentro de la cuota abonarás en los próximos meses. Acude un día y échale un vistazo al estado de las máquinas. A la implicación de los monitores de sala con el resto de usuarios y a los programas de clases dirigidas. De esta forma podrás evaluar si te va a salir a cuenta o no.

“Puede que el comercial de recepción sea un gran vendedor y te quiera captar como cliente. Pero exige que un día de prueba para analizar los servicios que utilizarás a menudo. Ya sea la sala de fitness o una actividad dirigida concreta”. Señala nuestro experto en fitness y colaborador Fito Florensa.

Así pues, estudia todos estos aspectos para estar completamente seguro de que la elección que tomas es la correcta. Ya que las salas, el material y el personal deben estar a la altura de tus expectativas para que puedas completar el entrenamiento como tú quieras.

Además, como apunta nuestro experto en fitness Manel Martínez, “también es interesante que dispongas de tratamientos alternativos al ejercicio físico. Como por ejemplo una zona de masaje, una piscina o una sauna. Ya que pueden ser unos interesantes espacios complementarios para tu entrenamiento”.

2.- PERSONAL CUALIFICADO

Precisamente, el gimnasio al que vayas tenga en plantilla a profesionales para que te den la atención que mereces. ¿Acaso no es obvio que un piloto deba ser quién maneje un avión? Pues en un centro deportivo, lo mismo. Y es que, a fin de cuentas, vas a pagar dinero y no sólo necesitas unas instalaciones. También personal que te aconseje de forma adecuada.

En este sentido, el entrenador personal Manel Martínez asegura que el establecimiento debe contar con “entrenadores, nutricionistas y fisioterapeutas certificados que trabajen en equipo para evaluarte y asesorarte personalmente con una mentalidad empática y motivadora y no con actitud comercial”.

Por otro lado, Fito Florensa dice que “antes que nada, intenta hablar con los monitores de sala para que te recomienden el entrenamiento que debes seguir”. Y añade: “Pregunta si por el precio que pagas, te entra la planificación y programación de tu entrenamiento adecuada para ti”.

3.- MAQUINARIA

Otro requisito indispensable. Tienes que quedar satisfecho con los equipos de entrenamiento. Manel Martínez recuerda que “tu centro debe tener una buena cantidad de máquinas, sistemas de poleas y pesos libres. Así como también otros materiales de entrenamiento como TRX, kettlebells, chalecos lastrados, balones medicinales y demás”.

Por otro lado, ten en cuenta la utilidad que estas máquinas puedan tener en tus ejercicios. Hoy en día muchos fabricantes se centran más en el diseño que en su verdadera eficacia. Por lo que es complicado encontrar maquinaria realmente útil como pueda ser un rack, unas barras o unas mancuernas.

En su lugar encontramos máquinas guiadas que reducen el riesgo de lesión pero también puedan llegar a ser menos efectivas. Así pues, debes tener claro cómo quieres que sea tu entrenamiento para dar con el gimnasio que disponga de la maquinaria que te permita llevarlo a cabo.

4.-MASIFICACIÓN

No vas a estar sólo en la sala, sé consciente de ello, sobre todo si te acercas a horas punta como por ejemplo a la salida del trabajo. Es por eso que, probablemente, haya momentos en los que las máquinas que quieras utilizar puedan llegar a estar ocupadas por los veteranos del cotarro.

Como recuerda Guillermo Alvarado, “un entrenamiento que pretenda obtener resultados concretos debe seguir variables como la selección de ejercicios pero también el orden lógico de estos para maximizar el rendimiento, la densidad (tiempo de descanso entre series y ejercicios) y la intensidad”.

Así pues, estudia bien si el gimnasio te va a permitir llevar a cabo el entrenamiento o no en función de la gente que pueda llegar a haber el día que vayas a probarlo. La idea es poder “entrenar conforme a un razonamiento lógico y no en función de lo que el resto de usuarios te deje hacer”.

5.- HIGIENE Y ORDEN

Como todo, una imagen vale más que mil palabras. Y lo que debe transmitirte el gimnasio de buenas a primeras es una sensación agradable y limpia. Manel Martínez subraya que que “una distribución ordenada de la maquinaria y material hará que tu entrenamiento sea más efectivo”, mientras que Fito Florensa destaca que “climatización de la sala y el ambiente y confort son importantes, ya que no solo las máquinas de entrenamiento deben adaptarse a ti ergonómicamente, sino que el centro también debe hacerlo”.

6.- UBICACIÓN

Sin duda alguna, este es uno de los requisitos fundamentales a la hora de elegir gimnasio. Ya no se trata únicamente de comodidad, sino de practicidad. Como asegura nuestro experto en fitness Manel Martínez, matricularse en uno que esté cerca de tu casa o de tu trabajo es un motivo de peso para no poner que poner excusas el día que te dé pereza ir “ya sea por cansancio o porque has salido tarde del trabajo”.

Si lo tienes lejos, por muy buenas instalaciones que tenga, probablemente caigas en el error de dejar de ir cuando tu motivación sea escasa.

Otro de nuestros colaboradores, Fito Florensa, también incide en este aspecto, ya que “con el ritmo de trabajo y obligaciones varias como atender a tu familia y demás, podrías dejar de ejercitarte si no te lo montas de la forma más cómoda y práctica posible”, por lo que recomienda “acudir a un centro cercano para ser regular en el entrenamiento”.

7.- ¿QUÉ DEBE INCLUIR LA CUOTA BÁSICA?

Como siempre, la respuesta es “depende”. Como es lógico, depende del tipo de actividad que quieras llevar a cabo en el gimnasio. Como apunta nuestro experto en fitness fito Florensa, “si lo que quieres es entrenar en la sala de fitness, ducharte lo más rápido posible y utilizar tu toalla de casa que ya te va bien, tu cuota no debería ser superior a 20€, aproximadamente”.

Este es el precio que ofertan los tan famosos gimnasios low-cost.

Pero si tus necesidades son otras, todo dependerá de los servicios que requieras, ya que puedes estar dispuesto a pagar un precio más elevado si te interesa asistir a las diversas modalidades de clases dirigidas que te puede brindar un gimnasio.

Incluso puedes ser tolerante a una cuota superior si tu intención es realizar sesiones de entrenamiento en la piscina o relajarte en la sauna o circuito de aguas. Sea como sea, debes analizar tus necesidades y establecer un tope económico y decidir si quieres pagar lo que te piden en función de lo que te ofrecen.

menshealth.es

¿Qué te pareció?
  • ¡Me encanta!
  • ¡Me sorprende!
  • ¡Me divierte!
  • ¡Me aburre!
  • ¡Me entristece!
  • ¡Me enoja!




Comparte con tus amigos










Enviar