6 nuevos baremos para medir tu salud - BuhoWeb.com
salud

Descubre si te estás cuidando como un tipo del siglo XXI… o si estás desfasado.

Muchos de los parámetros para decidir que estás sano están obsoletos. Para ser nominado al hombre de salud de hierro del año, deberías conocer las pruebas que muerden el polvo y las que suben como la espuma. El trofeo es sustancioso: tu vida.

1.- Hidratación

Antiguo baremo: Beber 8 vasos de agua al día

Nuevo baremo: Orinar 5 veces

Si pudieras escurrir toda el agua del cerebro, perdería tres cuartas partes de su peso. Las células necesitan agua para sobrevivir. La deshidratación afecta a la resistencia, la motivación y la agudeza mental. El problema es que los 8 vasos diarios que se aconsejan son una medida demasiado general. Un hombre de 55 kilos necesita menos agua que otro de 110 kilos que además sea un loco del CrossFit. Deja de contar los viajes a la nevera. Si haces pis 4 ó 5 veces al día (alrededor de un litro en total), estás bien hidratado. Si no, bebe más.

Consejo experto Un deportista puede excretar hasta el 10% de su peso corporal sudando en un entrenamiento, según un estudio publicado en la revista Nutrition Reviews. Por lo tanto, después tienes que reponer líquidos: pésate antes y después de la sesión, y luego bebe (despacito) entre 1.000 y 1.250 ml por cada kilo perdido.

2.- Composición corporal

Antiguo baremo: IMC inferior a 25

Nuevo baremo: Propocrión cintura-cadera inferior a 0,9

En un estudio de la Universidad de Texas (EE.UU.), hasta el 10% de los hombres que desempeñaban trabajos muy físicos se clasificaban erróneamente como obesos al aplicar el índice de masa corporal (IMC). El IMC no distingue entre músculo y grasa.

Un estudio de la Clínica Mayo comprobó que era mucho más peligroso para la salud tener una alta proporción cintura-cadera que un IMC por encima de la media. Mídete el perímetro de cintura a la altura del ombligo, y el perímetro de caderas por el punto más ancho. Divide el primer número por el segundo. Un resultado de 0,9 o superior indica que tienes demasiada grasa visceral.
Consejo experto En un estudio australiano, los hombres que hicieron tres sesiones semanales de entrenamiento interválico en cicloergómetro (20 minutos, alternando esprints de 8 segundos y descansos de 12 segundos) lograron un mayor descenso de su perímetro de cintura que quienes pedalearon a ritmo moderado.

3.- Riesgo de ictus

Antiguo baremo: Nivel sano de colesterol total

Nuevo baremo: Triglicéridos por debajo de 150 mg/dl

El colesterol total puede ser un buen indicador del riesgo de car-diopatía, pero resulta menos útil para predecir el de ictus, la quinta causa de muerte en hombres. Un estudio realizado en el Hospital Herlev (Dinamarca) con 14.000 personas durante 33 años determinó que los hombres que presentaban un nivel más elevado de triglicéridos, un tipo de grasa que hay en la sangre, tenían el doble de probabilidades de padecer un ictus que quienes presentaban niveles bajos. La grasa también aumenta el riesgo de infarto de miocardio.

Consejo experto Los alimentos ricos en carbohidratos aumentan los triglicéridos, de manera que conviene aderezar la pasta con especias antioxidantes como orégano, pimienta negra y ajo en polvo. Investigadores de la Universidad Penn State (EE.UU.) aseguran que consumir dos cucharadas puede reducir el pico de triglicéridos posterior a la comida.

4.- Salud cardíaca

Antiguo baremo: Ingesta reducida de grasas saturadas

Nuevo baremo: Estar cuatro horas al día de pie

Las grasas saturadas recibieron un buen golpe hace varias décadas, cuando varios estudios las relacionaron con las cardiopatías. Pero las cosas han cambiado. Dejémoslo claro: no existen pruebas claras de que las grasas saturadas supongan un riesgo para el corazón. Lo que no admite discusión es la relación entre la salud vascular y el tiempo que uno pasa sentado.

Un estudio reciente comprobó que la inactividad es responsable del doble de muertes que la obesidad, y unos investigadores canadienses observaron que hacer ejercicio físico a diario no contrarresta todo el daño causado. Date el gusto de comerte un buen filete. Pero gánatelo evitando el sedentarismo.

Consejo experto No hace falta que te pases todo el día de pie. En un estudio australiano, los oficinistas con sobrepeso que alternaron cada 30 minutos entre estar sentados y de pie a lo largo de toda la jornada de trabajo consiguieron reducir sus niveles de glucemia un 11%.

5.- Esperanza de vida

Antiguo baremo: Test de flexibilidad

Nuevo baremo: Fuerza de agarre

El test de flexibilidad (sentarte con las piernas rectas e intentar tocar los dedos de los pies) tiene su utilidad: un estudio japonés comprobó que las personas más flexibles presentan menor rigidez arterial. Por desgracia, los resultados se aplican únicamente a los mayores de 40 años. Una prueba más fiable es la fuerza de agarre. A través de un seguimiento de 140.000 adultos, unos investigadores hallaron relación entre un agarre débil y un mayor riesgo de muerte, ictus e infarto. Un hombre normal de mediana edad debería tener una fuerza de 50 kilos.

Consejo experto Puede que el simple hecho de aumentar la fuerza de agarre no mejore tu salud. Debes atacar las causas subyacentes: pocas horas de sueño, dieta descompensada y falta de ejercicio. Si quieres mejorar tu agarre, haz el paseo del granjero: coge las mancuernas más pesadas que puedas y camina por el gimnasio.

6.- Sistema inmunitario

Antiguo baremo: Un vaso de zumo de naranaja en el desayuno

Nuevo baremo: tener cinco amigos íntimos

En 1970, pensaban que 1.000 miligramos diarios de vitamina C (la dosis presente en 1.850 ml de zumo de naranja) te protegía de los resfriados. Sin embargo, no necssariamente es así. Tras revisar 11.000 casos, unos científicos finlandeses no encontraron ninguna relación entre la vitamina C y la prevención de enfermedades. En cambio, los amigos sí pueden servir de ayuda. Unos investigadores de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) comprobaron que las personas que tienen lazos de amistad fuertes presentan mejor salud.

Consejo experto Un estudio con adultos de edad avanzada comprobó que quienes visitaban a amigos o familiares al menos tres veces por semana presentaban una probabilidad un 77% menor de caer en una depresión que quienes se dejaban ver una vez cada varios meses. La interacción social  es beneficiosa para todos. Y no: Facebook, Instagram o Snapchat no cuentan.

¿Qué te pareció?
  • ¡Me encanta!
  • ¡Me sorprende!
  • ¡Me divierte!
  • ¡Me aburre!
  • ¡Me entristece!
  • ¡Me enoja!




Comparte con tus amigos










Enviar