Ángel Arellano: ¿Qué hará Venezuela en Mercosur? - BuhoWeb.com
The Paraguayan flag is seen next to other members of the Mercosur during the XLIII Mercosur presidential summit in Mendoza, 1050 Km west of Buenos Aires, Argentina on June 29, 2012. AFP PHOTO / Juan Mabromata

The Paraguayan flag is seen next to other members of the Mercosur during the XLIII Mercosur presidential summit in Mendoza, 1050 Km west of Buenos Aires, Argentina on June 29, 2012. AFP PHOTO / Juan Mabromata

“Lo jurídico por encima de lo político”. Es la frase de moda. La usó el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, para referirse al proceso de traspaso de la presidencia temporal del Mercosur a Venezuela. Como el gobierno de Tabaré Vásquez no quiere problemas con Nicolás Maduro, debido a la gran influencia del sector del ex presidente José Mujica, amigo probado de la Revolución Bolivariana, y muy a pesar de que el gobierno venezolano tiene una millonaria deuda con empresas uruguayas, Nin Novoa ha resuelto el problema con ese conjunto de palabras.

La frase también ha brindado abrigo a Susana Malcorra, la ministra de relaciones exteriores argentina, quien define su línea de trabajo más o menos así: “todo lo que me permita llegar a la secretaría general de la ONU”. Por suerte el gobierno de Macri no ha sido el gran referente suramericano que se creyó sería, y digo por suerte porque es como tirar a la región por un barranco si su líder más influyente le hace el juego al chavismo con los micrófonos apagados mientras en las cámaras se presenta como un ferviente defensor de la democracia y de los derechos humanos, ambas cosas por demás vulneradas en la Venezuela de Maduro.

“Lo jurídico por encima de lo político”. No importa que Venezuela tenga un conflicto de poderes al punto de que la Justicia, el Consejo Electoral, la Defensoría, la Contraloría y las Fuerzas Armadas sean instituciones controladas por el Ejecutivo que bloquean al Legislativo ahora dirigido por la oposición. No importa que la crisis humanitaria llegue al nivel de que el consumo calórico de los niños haya bajado de 2500 a 1780 según el Observatorio Venezolano de la Salud y la desnutrición infantil sea la más alta de América Latina con un 9% siguiendo cifras de final de 2015 (la actualidad muestra que esto se ha multiplicado y que por ahora no conocerá techo). No importa incluso que más del 40% de los hogares no tengan los alimentos básicos en su cocina y que al 87% de los ciudadanos no les alcance el dinero para comprar comida. Al fin y al cabo “lo jurídico” está “por encima de lo político”, así que “lo jurídico” no conoce de muerte por hambre, por falta de medicamentos ni por violencia desbordada; “lo político” pudiera conocer de eso, pero el Mercosur está regido por “lo jurídico”.

Brasil y Paraguay están en contra, pero el traspaso siguió con el apoyo de Argentina y Uruguay. En 2012 “lo político” estuvo por encima de “lo jurídico” cuando se suspendió a Paraguay del bloque luego de que éste país destituyera a su presidente, Fernando Lugo, tras un juicio político. Memoria… o desmemoria.
Nin Novoa ha dicho “lo jurídico por encima de lo político” aun cuando él mismo considera que Venezuela tiene una “democracia autoritaria”. El 04 de julio del corriente afirmó que “no había una ruptura institucional”. ¿No es ruptura institucional que el Ejecutivo controle todos los poderes públicos usándolos en contra del Legislativo y para reprimir a la oposición?

Nin Novoa ha dicho también que en la anterior presidencia de Venezuela (julio 2013-julio 2014) no se hizo prácticamente nada, y que el país se autoexcluyó en la negociación del Mercosur con la Unión Europea, el tema más importante en la agenda. Entonces ¿qué hará Venezuela en el Mercosur? En otras palabras: Venezuela en la presidencia del Mercosur, ¿para qué? Por lo que apunta Nin Novoa y la documentación disponible de la gestión Venezuela, la respuesta se resume a dos palabras: ¡Para nada! Es un intento de mostrar apoyo y estabilidad cuando en realidad el chavismo pierde respaldo internacional y es una plataforma inestable.

La presidencia pro tempore del Mercosur se entregó en Montevideo, no en Caracas. Fue un trámite entre cancilleres, con ausencia del brasileño y del paraguayo. Venezuela comunicó que asumía el cargo a través de una carta filtrada a la prensa y no en una cumbre de presidentes porque nadie quiere una foto con Maduro ni con su impresentable ministra de relaciones exteriores.

Este es un episodio oscuro, la afirmación de que en momentos de gran crisis para la democracia, el Mercosur priorizó “lo jurídico” y bajó la cara.

Ángel Arellano.

@angelarellano

Más artículos de esta firma en: Ángel Arellano

¿Quieres escribir con nosotros? Envíanos tu propuesta al correo: opinion@buhoweb.com

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid