Exio Medrano: La respiración en el canto - BuhoWeb.com

Exio Medrano

En muchas ocasiones nuestros principales problemas al cantar obedecen, en principio, al descuido sobre la respiración, proceso determinante que inicia el camino hacia la producción del sonido. Y es que por error, centramos nuestra atención casi exclusivamente en la toma de aire, olvidándonos por completo de lo vital que resulta su correcta administración y en definitiva lo que hagamos con él. Es verdad que sin una respiración oportuna y entrenada será difícil la emisión de notas largas… pero también es perjudicial, por ejemplo, abastecernos exageradamente de aire para la emisión de notas agudas, pues se apodera de nosotros una sensación de pesadez que impide llegar a la nota en cuestión con la ligereza debida. Tanto el exceso como la falta de aire resultan desfavorables y es por ello que considero necesario referirme a este tema y aclarar algunas dudas.

Tipos de respiración

El cuerpo humano es realmente sabio, cada sistema funciona a la perfección como si se tratase de una orquesta perfectamente ensamblada, el verdadero truco está en comprender lo que naturalmente hace para evitar obstruir su correcto funcionamiento. Debemos ahondar en ¿cómo respiramos? y así distinguir claramente entre los dos mecanismos principales que rigen este sistema: la respiración de reposo y la respiración controlada, cada una, con un objetivo diferente.

La respiración de reposo está gobernada por nuestro sistema nervioso involuntario. Cuando necesitamos oxigeno nuestro cerebro envía una orden al diafragma que se contrae (aplanándose) tirando de los pulmones hacia abajo y hacia afuera haciendo que estos se expandan y absorban el aire como si fueran esponjas. Se cumple de esta forma la inhalación, introduciendo oxígeno a nuestros pulmones que luego será repartido al resto del cuerpo a través de la sangre. La exhalación es la relajación del proceso de inhalar, en este momento el diafragma vuelve a su posición de relax y los pulmones se contraen sacando el dióxido de carbono de nuestro cuerpo. Este tipo de respiración la usamos cuando no estamos cantando, ni hablando, ni haciendo ningún tipo de actividad física que amerite que manipulemos el aire, no tenemos que pensar en ella, el cuerpo se encarga solo.  Así pues, en este caso nuestro sistema respiratorio trabaja durante la inhalación y se relaja para la exhalación.

En la respiración controlada ocurre a la inversa, pasamos a manipular la respiración haciendo el trabajo del sistema nervioso involuntario, es la respiración que usamos cuando cantamos, hablamos o hacemos cualquier actividad física que requiera que manipulemos la toma de aire para no fatigarnos. Cuando estamos cantando estamos exhalando, ese aire junto con la vibración de las cuerdas vocales es el que crea las ondas sonoras que forman nuestra voz, por lo tanto como individuos que trabajamos con nuestra voz lo que nos interesa es controlar dicha exhalación para que el aire nos dure el tiempo suficiente que exija la frase que debemos cantar. Controlar esa exhalación significa regular el retorno del diafragma a su posición relajada y la única manera de hacerlo es trabajando la respiración baja o abdominal que actúa sobre el transverso del abdomen (músculo que está conectado al diafragma, tomando en cuenta que este último no podemos moverlo voluntariamente). Una vez cumplida esta fase nos relajamos en la inspiración y el diafragma vuelve a contraerse para iniciar el mismo proceso.

Podemos afirmar entonces que la respiración controlada trabaja completamente a la inversa que la respiración de reposo: en la respiración de reposo el trabajo del sistema respiratorio está en la inhalación y la exhalación es simplemente la relajación de la inhalación, pero en la respiración controlada nuestro trabajo debe estar centrado en la exhalación pues es mientras exhalamos que se produce el sonido.

Tomar consciencia sobre la diferencia entre ambos tipos de respiración asegura que siempre estemos trabajando en torno a la cantidad de aire necesaria para cada momento, centrándonos por ende en la producción del sonido y no simplemente en una toma de aire desproporcionada, que parece infinita y que más que favorecernos muchas veces entorpece el proceso. En definitiva, no solamente es importante la cantidad de aire que tomas, sino la forma como lo administras, este es el secreto que garantiza una correcta coordinación fono-respiratoria y por ende permite que cantes con total comodidad.

Exio Medrano.

Bitácora de un cantante

Más artículos de esta firma en: Exio Medrano

¿Quieres escribir con nosotros? Envíanos tu propuesta al correo: opinion@buhoweb.com

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid