Fernando Martínez: La cartelización del lobby mundial - BuhoWeb.com
IMG_2609
Mucho se ha hablado de que Venezuela debe entrar en un proceso civilizatorio occidental, parámetro que nunca debimos abandonar. Evidentemente, necesitamos un proceso civilizatorio, pero jamás a costa de Estados fallidos, y ese es el precio que, probablemente, estén pagando las potencias occidentales.
Nuestro país debe salir de la cartelización y las mafias en su estructura, y lo más probable es que esta salida sea mediante una sociedad más organizada y madura, lujo que quizá no se darán en otras naciones, donde la fuerza de los capitales y los principios democráticos se impusieron sin mayor razón colectiva. Salir de la idea del comunismo, quizá, tampoco tenga procesos duraderos en nuestros países.
Lo que me podría preocupar en este punto radicaría en la “mercenarización” del poder financiero que gobierna el mundo. Drogas y armas es la dupla que gira entorno a la supervivencia, nacidas de los más profundos sentimientos humanos de modorra y control. Aunque, también, son derivadas de temas tabú, como el consumo adictivo y la locura asesina que nos acompaña desde la génesis de nuestra especie.
Este nudo de nuestra especie, esta dupla suicida que hace lobby mundial, semejante a la necesidad de vivir mediante la muerte, no podemos aislarlas como herramientas de avaricia sino como instrumentos de creencias: la creencia de no poder sobrevivir, de no poder disfrutar sin ellas y, más aun, pensar que los efectos que producen son controlables y suprimibles. Nadie podría pensar que el consumo de sustancias adictivas pueda erradicarse, ni que la violencia letal pueda dejar de crear efecto persuasor en las sociedades.
Todo este debate se queda en el aire al dar con el hecho de que su suerte de “regulación” controla al mundo, controla el disfrute de las masas y la supervivencia de la especie. Parece lógico. Parece hacer fallar cualquier iniciativa organizativa y de paz. El instinto humano se impone y la cartelización del sector financiero parece inevitable; alianza (?) que le impondrá trabas a los procesos de la sociedad occidental actual, la sociedad más consumidora de droga y más armada de la Historia. Iremos a un proceso de decantación o de exterminio de la especie, si no logramos parar el fallo de Estados naciones mediante “control de armas” y la idea de que las drogas deban ser ilegales, creencias que aportan ingentes cantidades de dinero a los mercenarios, tanto de la política como en el terreno. Es el dinero sin cara y la religión sin dios.

Fernando Martínez.

@ferchomr90

Más artículos de esta firma en: Fernando Martínez

¿Quieres escribir con nosotros? Envíanos tu propuesta al correo: opinion@buhoweb.com

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid