Murió el último oso polar de Argentina - BuhoWeb.com
Oso Polar

No somos muy fans de darles malas noticias, sobre todo cuando tienen que ver con animales. Pero tampoco podemos dar la espalda a un tema serio.

Se trata de la muerte de Arturo, el último oso polar de Argentina que habitaba en el zoológico que Mendoza. Este bello animal estaba por cumplir los 31 años, que es una edad bastante avanzada para su especie, aunque desde hace cuatro, vivía completamente solo tras la muerte de “Pelusa”, su compañera.

Esto convirtió a Arturo en “el animal más triste del mundo” para los medios, por lo que varias organizaciones ecologistas juntaron más de 400,000 firmas para poder trasladarlo a una reserva natural canadiense. Sin embargo, el movimiento tuvo que ser cancelado porque se encontraba en un estado de salud bastante delicado.

 La lamentable muerte de este oso reabrió la polémica por las malas condiciones en las que se encuentra el zoológico, ya que ahí han muerto más de 70 animales en lo que va del año y por lo que se ha mantenido cerrado desde el pasado mayo. Incluso hubo una publicación de Cher que señalaba su descontento tras la muerte del pobre animal.

Arturo ha estado en cautiverio desde su nacimiento en 1985. Pasó los primeros 8 años de su vida en Colorado, Estados Unidos, y después fue trasladado a Mendoza. De acuerdo al Secretario de Ambiente de Mendoza, Humberto Mingorance, el animal vivió en un ambiente muy adverso, ya que el clima desértico de la ciudad y sus veranos extremadamente calurosos, eran totalmente lo contrario a lo requerido para que este tuviera una vida óptima.

Incluso si el pobre oso se refugiaba en una jaula con aire acondicionado, su situación era muy difícil y esto provocaba que todo el mundo abogara por su liberación. Finalmente, debido a una perdida de apetito y deterioro de sus sentidos, Arturo bajó mucho de peso y entró en un estado de salud crítico, por lo que los veterinarios discutían la opción de recurrir a la eutanasia, para así reducir su agonía. El oso murió antes de que tomaran la decisión.

Ahora miles de personas exigen el cierre del zoológico mendocino, por lo que el tema se encuentra aún sobre debate. Otra opción sería convertirlo en un ecoparque, tal como se hará con el zoológico de Buenos Aires.

Estos pobres animales merecen una vida diferente, y el cautiverio cada vez suena más como una pésima idea. No sabemos con certeza qué es lo que ocurrirá con este zoológico, pero en caso de tener alguna actualización, la compartiremos con ustedes.

Descanse en paz, el buen Arturo.

Vía internacional
¿Qué te pareció?
  • ¡Me encanta!
  • ¡Me sorprende!
  • ¡Me divierte!
  • ¡Me aburre!
  • ¡Me entristece!
  • ¡Me enoja!




Comparte con tus amigos










Enviar