4 de Julio: Sonda espacial Juno llega a Júpiter - BuhoWeb.com
Júpiter

En 1610, Galileo Galilei observó el movimiento de sus cuatro grandes lunas.

Para 1667, Giovanni Domenico Cassini describió el aspecto de su colorida superficie.

Pero no fue sino hasta tres siglos después, en 1970, que la ciencia pudo comenzar a desvelar alguno de los misterios de Júpiter.

Finalmente, el Lunes 4 de Julio del 2016, pasará a la historia como el día en el que la humanidad rompió otro hito universal, cuando la sonda Juno de la NASA ingrese a la órbita de Júpiter tras cinco años de misión, convirtiéndose en la primera sonda impulsada por energía solar que orbita un planeta exterior.

La sonda debe su nombre a Juno, esposa y mujer del dios romano Júpiter. De acuerdo a la mitología romana, Juno, la diosa que representaba la maternidad era la única persona que podía utilizar sus poderes para desnudar los secretos de Júpiter y como tal, esta misión de la NASA buscará introducirse por debajo de la densa capa de neblina que envuelve a Júpiter, para obtener toda clase de información que nos pueda ayudar a entender su estructura, composición, campos magnéticos y por supuesto, también su historia .

Para la ciencia, esta misión supone dar un gigantesco paso hacia la comprensión de cómo se formaron los planetas exteriores o gigantes y el papel que jugaron en la formación del sistema solar.

Juno es una nave no tripulada, de aproximadamente el tamaño de una cancha de basquetbol y es la primera que fue diseñada para operar en el corazón de los cinturones de radiación de Júpiter, lo que le permitirá tomar las imágenes con mayor resolución nunca antes vistas del planeta gigante.

En enero batió su primer récord al convertirse en la sonda impulsada por energía solar en llegar más lejos en el espacio, al alcanzar los 793 millones de kilómetros del Sol.

Sin embargo, no será sino hasta esta noche, cuando la sonda atraviese su momento más crítico, cuando tenga que encender su motor principal durante 35 minutos para reducir su velocidad a 542 metros por segundo y lograr ser atrapada por la órbita de Jupiter.

Esta maniobra es totalmente crítica, pues de no lograrse, la aeronave pasaría a Júpiter de largo y por tanto fracasaría toda la misión.

Sin embargo, en caso de lograrlo, la sonda espacial Juno volará cada 14 días algo así como 5 mil kilómetros sobre la órbita de Júpiter, donde estará sometida a una gran presión de hidrógeno, que unido a la velocidad de rotación de Júpiter, – donde los días sólo duran 10 horas- dará como resultado un potente campo magnético, que permitirá a Juno realizar mediciones a gran resolución de los campos gravitatorios y magnéticos del plantea, lo que permitirá a la ciencia determinar con mucha mayor precisión su estructura interior.

Sin embargo, los científicos de Italia, Francia, Bélgica, Reino Unido y Dinamarca tendrán que esperar varias semanas antes de poder observar las primeras imágenes que capte la aeronave, con las que podremos responder a las grandes incógnitas acerca de Júpiter y entender mejor el proceso de formación de los planetas en nuestro sistema solar.

vía Sopitas

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid