¿Por qué se contagian los ataques de risa? - BuhoWeb.com
risas

Una respuesta emocional que actualmente se viraliza a nivel mundial. ¡Seguro que a ti también te ha pasado!

Pertenece al fascinante género del unboxing. En el vídeo, se ve a una señora americana algo pasada de peso en el interior de su coche. Está a punto de abrir un paquete por el que se muestra claramente entusiasmada. Es un regalo que se ha hecho a sí misma, dice. Hoy está de cumpleaños, cuenta. Pasados unos segundos, por fin muestra el contenido de la caja: una máscara de Chewbacca. Cada vez más emocionada, la señora americana decide probarse su regalo. Encaja la máscara en su rostro y comienza la risa.

Su risa, sincera, algo histérica y definitivamente contagiosa, se convierte también en la nuestra. No hay quien pueda resistirse. Nosotros, desde luego, no hemos podido. Juzga por ti mismo (la acción comienza en el minuto 2:00):

Enlace de facebook

El vídeo se ha convertido en el enésimo viral. A la hora de escribir estas líneas cuenta con más de 140 millones de reproducciones en Facebook. Ya estamos asistiendo al clásico proceso de este tipo de fenómenos: un desfile de respuestas en forma de video, reacciones, versiones y parodias; entrevistas en la tele a la protagonista, conocida ya como Chewbacca Mask Lady. Pero lo realmente interesante es otra cosa.

CONTAGIO DE CARCAJADAS

El fenómeno está muy lejos de ser reciente. Uno de los casos más llamativos de epidemia de risa contagiosa se produjo en 1962, en un internado de Tanzania.

La epidemia, que llegó a afectar a más de 1.000 personas, comenzó el 30 de enero, cuando tres alumnas de entre 12 y 18 años empezaron a reír de forma descontrolada. Y se extendió con rapidez. Al poco, la mayor parte de las personas relacionadas de alguna manera con el internado padecían de una afección muy grave: la risa tonta.

El 18 de marzo, 95 de las 159 alumnas sufrían la dolencia y el colegio se vio obligado a cerrar sus puertas. Las alumnas regresaron a sus pueblos y aldeas. 10 días después estalló otro brote de risa incontrolable en la aldea de Nshamba, situada a 90 kilómetros del colegio, donde vivían algunas alumnas. Hubo un total de 217 personas afectadas. Otras niñas regresaron a su pueblo, que estaba próximo a la escuela secundaria de Ramanshenye, que se vio afectada por la epidemia a mediados de junio. Esta escuela también tuvo que cerrar, porque 48 de sus 154 alumnas padecían de risa incontrolable. El 18 de julio se produjo otro brote en la aldea de Kanyangereka, y, de nuevo, provocado por el regreso a casa de una alumna.

LAS RAZONES DE LA RISA

Puestos a buscar culpables los científicos apuntan, cómo no, al cerebro. Al parecer, nuestra masa gris está preparada para las relaciones sociales, favoreciendo la interacción y la empatía.

Según la psicóloga Trinidad Aparicio Pérez, no hace falta más que un ambiente alegre o la expresión de felicidad en un rostro para que se activen las llamadas neuronas espejo, que se activan cuando una persona ejecutan la misma actividad que está observando. Por ejemplo, una carcajada. Las has visto en funcionamiento cientos de veces. ¿Ese bebé que tiende a devolver las sonrisas casi como un acto reflejo? Neuronas espejo en acción.

La risa tiene, además, otros súper poderes. Ejercitas más de 30 músculos, sin ir más lejos, te ayuda a conectar con los demás e incluso está relacionada con una mayor esperanza de vida. Si quieres más información al respecto, échale un vistazo a la noticia ‘El poder de una sonrisa’.

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid