3 claves de los polémicos correos de Hillary Clinton - BuhoWeb.com

Una investigación interna del Departamento de Estado ha concluido que los correos de Hillary Clinton, la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, ignoraron las medidas de seguridad durante su etapa al frente de la diplomacia norteamericana desde enero de 2009 hasta diciembre de 2013 según el informe revelado a los congresistas el día de hoy.

Los Correos de Hillary Clinton han sido un  dolor de cabeza para la campaña de Clinton y este informe contradice sus afirmaciones en las que aseguraba que todo lo que hizo fue permitido bajo las reglas del Departamento de Estado, aquí te traemos las 3 claves para entender la polémica

 

  1. Un  Correo y un servidor personal. Hillary Clinton renunció la dirección de email oficial, terminada en @state.gov, y abrió la cuenta personal hdr22@clintonemail.com, conectada a un servidor instalado en la casa de los Clinton en Chappaqua, un pueblo de 1.400 habitantes a 60 kilómetros al norte del Nueva York a través de los cuales envió correos personales y de trabajo. En 2014, la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, creó una comisión especial sobre el ataque de Bengasi, en la que se descubrió el servidor privado de Clinton. The New York Times reveló su existencia en marzo de 2015.
  2. 31830 correos desaparecieron. El servidor personal contenía 62.320 Correos de Hillary Clinton, según su abogado, David Kendall. Cuando, a finales de 2014, el Departamento de Estado requirió a los exsecretarios de Estado que entregasen sus correos relacionados con el trabajo, Clinton entregó 30.490. El resto los borró, señala que eran personales .El FBI investiga si, entre los mensajes que se enviaron y llegaron al correo de Clinton, hay información clasificada. El objetivo de la investigación es saber si hay información clasificada fuera de la custodia federal.
  3. Nunca pidió permiso. El uso de una cuenta de correo electrónico personal por parte de la exsecretaria de Estado nunca pidió permiso legal para hacerlo a los funcionarios del Departamento de Estado. Los auditores señalan que nunca hubiera sido autorizada “por el riesgo de seguridad” que conlleva este tipo de práctica y que “no es el método adecuado” de comunicación, por ser un servidor desconocido que podría vulnerar la seguridad de los EE. UU.

Las 6 propuestas más polémicas de Donald Trump

La exsecretaria ha reconocido en varias ocasiones que instalar un servidor de correo electrónico en su propia casa fue un error, pero siempre ha defendido que no envió información clasificada. Según los auditores, Clinton debería haber protegido el contenido de estos mensajes imprimiendo una copia de todos ellos y entregándola después al Departamento cuando abandonó el cargo a finales de 2013. La exsecretaria cedió sus archivos más de un año después, cuando salió a la luz que manejaba una cuenta de correo electrónico personal. La candidata deberá enfrentarse todavía a las conclusiones de la investigación del FBI y a varios casos judiciales que reclaman la publicación de sus comunicaciones de acuerdo con la Ley de Libertad de Información.

 

 

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid