Carlos Rojas: Carne quemada y el cáncer - BuhoWeb.com

carne cancer

¿Eres de los que pone la carne en el sartén mientras estás distraído con una conversación de WhatsApp y luego te das cuenta del olor a quemado en la cocina? Seguro te ha pasado varias veces y no has tenido más opción que comerte ésa carne toda chamuscada. Deberías tener más cuidado porque podría traer problemas a tu salud según un nuevo estudio.

Investigadores del MD Anderson Cooper de Texas, dicen que las altas temperaturas y el fuego directo sobre la carne (sea de ave, pescado o res), produce químicos que podrían estar relacionados a la aparición de distintos tipos de cáncer, principalmente de Riñón.

¿Por qué? Esto se debe a que el músculo animal expuesto a altas temperaturas durante largos períodos de tiempo genera Aminos Heterociclicos (AHC) e Hidrocarburos Aromáticos Policiclicos (HAP) que pueden producir modificaciones en nuestro ADN y generar mutaciones cancerígenas. Por eso se ha relacionado estos elementos con distintos tipos de cáncer como de Colon, Próstata, Páncreas y Riñón.

La doctora Xifeng Wu lideró este estudio donde compararon los hábitos de  659 pacientes de cáncer de riñón con 699 personas sanas, los pacientes de cáncer manifestaron comer carnes con mucha cocción y a fuego alto, así como una dieta basada en elevadas calorías y pocas frutas.

Aunque no se ha confirmado que el consumo de AHC y HAP esté directamente relacionado con la aparición de este cáncer en humanos, si ha sido demostrado en diferentes pruebas de laboratorio con roedores. Esto, sumado a los resultados del estudio de la doctora Wu y varios otros, hacen necesario una alerta pública sobre el asunto.

Por eso la Asociación Americana del Cáncer recomienda las siguientes previsiones para reducir la producción de  AHC y las HAP en nuestras comidas:

  • Voltear la carne varias veces para evitar que se queme uno de los lados y se produzcan las AHC y las HAP.
  • Evitar exponer carne directamente a las llamas.
  • Usar el horno microondas para cocinar inicialmente la carne y luego colocarla en el sarten, esto con el fin de que pase menos tiempo expuesta al calor de la cocina.
  • Una vez cocinada, cortar los trozos que notemos chamuscados (quemados) y no consumirlos.

Estas sustancias dañinas se generan sólo cuando se habla de músculo animal, por lo tanto no existe riesgo para otro tipo de alimentos sobrecocinados.

Vale acotar que los hidrocarburos Aromáticos Policiclicos (HAP) también se pueden encontrar en el humo de cigarrillos y escape de vehículos.

En conclusión queridos lectores: debemos dejar el teléfono o la novela para después de cocinar y estar pendiente de no quemar nuestra carne, lo mejor es prevenir mientras sea posible.

Me despido recordándoles que comenten y compartan este post,

¡Promovamos la vida sana!

Carlos Rojas.

Más artículos de esta firma: http://buhoweb.com/etiqueta/op-carlos-rojas

¿Quieres escribir con nosotros? Envíanos tu propuesta al correo: opinion@buhoweb.com

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid