Fernando Barreto: No pierdas el foco. A todos nos pasa - BuhoWeb.com
ejercicios

Me gustaría empezar dando las gracias por la receptividad que tuvimos en el artículo anterior. Muchos se sintieron identificados. Agradezco sus comentarios y sugerencias siempre serán bien recibidas; es para mí un verdadero placer interactuar con todos los visitantes de este espacio.

(Leer: ¡Quiero hacer ejercicios!)

Ahora bien, vamos a hablar de una situación que a todos nos pasa cuando hemos decidido de una vez por todas “entrenar con regularidad”. Suele suceder cuando empezamos por primera vez -y los que tenemos tiempo ya entrenando les digo- que este fenómeno vuelve aparecer, y casi siempre luego de esas pequeñas vacaciones que tomamos durante el año, ya sea navidad, carnaval, semana santa, puentes feriados y pare usted de contar…  Me refiero al abandono de la rutina de entrenamiento, aun cuando gritas a los 4 vientos que estás entrenando, esta especie de auto-saboteo ocurre y es ahí cuando debemos prender las alarmas y recordar los motivos por los cuales decidimos cambiar nuestro estilo de vida sedentario por uno más activo y lleno de vitalidad. Existen varias razones veamos cuál has usado y qué actitud deberíamos tomar al respecto cuando alguna toque tu puerta.

No tengo tiempo

La típica… aún cuando sabes en tu interior que no es válida esta excusa; pero te sirve para salir del paso cuando tu entrenador te pregunta: “¿Qué pasó? No viniste en toda la semana…” Comenzamos muy entusiasmados ese primer día de gimnasio y de repente todo se te complica y comienzas a faltar buscando siempre una excusa muy oportuna para dejar de ir, es ahí donde tu falta de compromiso se pone en evidencia. Recuerda que la organización es clave, el tiempo siempre está depende de ti saberlo utilizar!!!

Me duele

¡Claro que va a doler! La actividad física implica poner en movimiento distintos grupos musculares, cuando no se tiene el hábito de entrenar, trae como consecuencia ese pequeño dolor pero ¡ATENCIÓN! distinto al dolor originado por una lesión, que lamentablemente en algunos casos puede suceder. Este dolor es el resultado de pequeños pasos en la construcción de la fibra muscular que para algunos se vuelve adictivo y placentero, si piensas en recuperarte para seguir, estás equivocado ese “dolorcito” te acompañará por unos cuantos días hasta que ya no lo tomes en cuenta.

El entrenador no me hace caso

Por ninguna razón permitas que esto sea motivo para dejar de entrenar si estás yendo a un gimnasio, para nadie es un secreto que muchas veces en el área de pesas si no pagas, simplemente eres un cero a la izquierda; aún y cuando te ofrecen el famoso paquete “todo incluido” Sé más inteligente realizando el reclamo correspondiente ante la gerencia y en su defecto hazle saber a ése entrenador el mal servicio que presta. Seguro nunca nadie se lo ha dicho de frente y por eso tienen esa actitud de “no me importa”. También aplica para las clases de salón ya sean de TRX, baile, funcionales, etc. Todos los usuarios merecen atención del instructor que imparte la clase. En esto sí es verdad que podemos desarrollar un artículo completo al respecto.

No veo resultados

Seamos sinceros ¿Cuánto tiempo llevas de tu vida sin hacer ningún tipo de actividad física regular y comiendo lo que te da la gana? No puedes pretender que en un par de semanas tu cuerpo responderá y será completamente fitness. Hay muchos factores como la edad y sexo que pueden influir directamente en la velocidad de ese cambio que anhelas. Date tu tiempo y recuerda: No busques esa imagen perfecta que sólo existe para competencias y exhibiciones profesionales, sino busca llegar a la mejor versión de ti mismo en la constancia está el secreto de tus resultados.

No tengo ganas

Realmente sí las tienes, pero por alguna razón simplemente no queremos hacer absolutamente NADA. Son esos días grises en los que te agobia el quehacer diario y te olvidas de ti, procura que este tiempo no sea prolongado, a todos nos pasa, lo mágico es que a pesar de sentir ese fastidio créeme que al momento de pisar el gimnasio y ver al resto de tus compañeros entrenado automáticamente se te pasa y darás gracias por el simple hecho de haber realizado el esfuerzo de llegar a tu clase o sitio de entrenamiento habiendo dejado unas cuantas calorías en el camino

Las excusas siempre estarán presentes. Queda de nuestra parte el saberlas sortear, enfrentarlas y continuar somos imperfectos dentro de este mundo lleno de factores externos que muchas veces nos cambian nuestra anhelada rutina, aprendamos de cada excusa que nos pongamos y seamos sinceros a la hora de entrenar.

Fernando Barreto.

@fabarreto

Más artículos de esta firma en: http://www.buhoweb.com/etiqueta/op-fernando-barreto

¿Quieres escribir con nosotros? Envíanos tu propuesta al correo: opinion@buhoweb.com

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid