5 Consejos para no botar la comida - BuhoWeb.com
comida

No llenes el cubo de la basura de alimentos, con la comida no se juega.

No vas a creer la cantidad de comida que desperdiciamos al día Se estima que 800 millones de personas en el mundo pasan hambre.

No hay nada más feo que la visión de una nevera desaliñada, con tuppers de restos sospechosos de no sabes cuándo, envoltorios abiertos con fecha de caducidad de hace un mes o frutas que han comenzado a cobrar vida propia… todo comida a medias y para tirar. Piensa en tu bolsillo, ¿cuánto dinero en alimentos despilfarrados se va al cubo de la basura?

Sin embargo, ya no se trata de una cuestión económica o superficialmente estética, tirar alimentos no es para nada ético: mucha gente en el mundo padece hambre y con lo que tú tiras podrían alimentarse. Eres un afortunado y sólo por eso deberías aprovechar al máximo la comida que compras.

En 2015 los hogares españoles tiraron 1.325,9 millones de kg de alimentos. Ni más ni menos que el 4,53% de los alimentos comprados. Queremos ayudarte a mejorar en este asunto tan importante y te pasamos los 5 consejos de AECOC. Sé más responsable y reduce el desperdicio de alimentos. Aplica lo siguiente:

1. Planifica el menú semanal: diseña de antemano lo que vas a comer en los siguientes días. La improvisación, entre otras cosas, hace que te alimentes de forma poco equilibrada y variada.

2. Revisa la despensa y la nevera: mira qué tienes antes de planificar la compra en función del plan semanal. Comprueba qué alimentos tienes y puedes aprovechar para siguientes platos.

3. Presta atención a las fechas: apunta en un papel o el móvil los alimentos a medida que los terminas. Revisa las fechas de caducidad y de consumo preferente para saber de qué alimentos dispones y cómo están. Recuerda, que también has de pensar en las cantidades de producto que necesitarás.

4. Compra con cabeza: compra respetando la cadena de frío para que los alimentos mantengan sus propiedades (primero los productos no perecederos, luego los frescos, los refrigerados y, finalmente, los congelados). Y recuerda colocarlos bien el carrito para evitarles daños.

5. Sé creativo y aprovecha todo lo que puedas: no tires los restos de comida, con un poco de ingenio seguro que serás capaz de diseñar nuevos platos. Si has comido pollo y ha sobrado, desmenúzalo e incorpóralo a una ensalada… nutritiva, variada y… ¡riquísima!

Fuente

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid