Kemel Palis: Amnistía: entre los hechos y el Derecho. - BuhoWeb.com
amnistía

El concepto de amnistía requiere ser precisado pues a lo largo de la historia ha generado debate. La amnistía consiste, según Mario Garrido Montt “en un perdón que realiza el soberano respecto de la responsabilidad penal que puede tener el delincuente por la comisión de un delito”. El origen histórico de la amnistía tiene sus bases en el “derecho de gracia del soberano” como órgano legislativo y máximo representante de la voluntad de los ciudadanos. En razón de esto, gran parte de la doctrina jurídica señala que no existen condiciones valederas para limitar su ejercicio sólo a casos generales.

En este orden de ideas, Garrido Montt señala al tratar el tema de la amnistía, que ella no reconoce límites ni en cuanto al tiempo en que se otorga, ni en cuanto a la naturaleza de los delitos sobre los que versa. En lo referido al tiempo, señala que la amnistía puede dictarse tanto antes como después de iniciado un procedimiento en contra de una persona. A su vez, en cuanto la naturaleza de los delitos sobre los que puede recaer, la amnistía no tiene límites. Otros autores como Luis Gracia Martín, establecen que la amnistía,” es una manifestación concreta del derecho de gracia del Estado, quien como titular del ius puniendi, renuncia al ejercicio efectivo de éste no en abstracto, sino en determinados casos particulares”. Es decir, la amnistía es la manifestación pura de un Derecho Natural del Estado que se ejerce a través de su órgano legislativo por medio de los procedimientos formales de ley.

Dentro de los aspectos referentes al Derecho político y la gobernabilidad democrática, autores como Ihering señalan que en el siglo XIX, el derecho de gracia podía ser, a juicio de Francesc De Carreras, “una válvula de seguridad del Derecho, alegando que se presentan a veces ciertas circunstancias en las cuales es más útil perdonar que castigar, más acertado olvidar que perseguir o, simplemente templar las asperezas de la ley”. Hoy día, es válido señalar que en ámbitos de institucionalidad precaria, la amnistía es la herramienta indicada para la reconciliación nacional. Países como Chile lo han realizado, sirviendo estas leyes como válvulas de descompresión que buscan evitar males mayores.

En Venezuela debido a la perdida sistemática de la institucionalidad, es sano que el congreso adelante iniciativas legales como la amnistía para ir reconstruyendo la confianza de los ciudadanos y las empresas. Sin embargo, sabiendo que el poder judicial seguirá sirviendo a los mandatos del poder ejecutivo y coadyuvará en fomentar una política dirigida a aumentar la conflictividad social, polarizar y desmovilizar a los ciudadanos. El gran reto político para los demócratas en Venezuela, está en motivar a los ciudadanos en la resistencia pacífica; en no permitir desmovilizarse; seguir apegados al Estado de Derecho, e impulsar todos los mecanismos existentes para generar el cambio Democrático para un Régimen que implosionó debido a su inviabilidad teórica y práctica.

Kemel Palis.

@PalisPolitics

Más artículos de esta firma en: http://www.buhoweb.com/etiqueta/op-kemel-palis

¿Quieres escribir con nosotros? Envíanos tu propuesta al correo: opinion@buhoweb.com

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid