Los empleos que desaparecerán y los que se crearán - BuhoWeb.com
Robots

Por Isabel Munera en ElMundo.Es

Seguro que muchas veces de pequeño te preguntaron: ‘¿qué quieres ser de mayor?’ Y, probablemente, responderías que profesor, médico, enfermero, bombero, futbolista o incluso si eras de los más soñadores, astronauta. Pero probablemente nunca pensaste que terminarías trabajando en profesiones que en aquella época ni siquiera existían. En los próximos años desaparecerán algunos trabajos tradicionales por la irrupción de robots y nuevas tecnologías, y surgirán otros ligados al mundo digital.
Según datos recogidos por el Observatorio para el Empleo en la Era Digital, ocho de cada 10 jóvenes de entre 20 y 30 años encontrarán un empleo relacionado con el ámbito digital en trabajos que aún no existen. Las 10 profesiones más solicitadas serán: ingeniero smart factory, chief digital officer, experto en innovación digital, data scientist, experto en big data, arquitecto experto en smart cities, experto en usabilidad, director de contenidos digitales, experto y gestor de riesgos digitales y director de marketing digital.
Pero este futuro que parece todavía lejano está más cerca de lo que pensamos. Según un estudio de Spring Professional, la consultora de selección de mandos intermedios, medios y directivos del Grupo Adecco, el trabajo más cotizado este año será el de growth hacker y el más buscado, el de especialista en Big Data.
Big Data y Gowth hacker
Dos profesiones nuevas que las empresas se rifan. Pero, ¿a qué se dedican estos profesionales? En la era digital, las compañías son conscientes de que si no tienen presencia online, directamente no existen. En este cambio cultural y organizativo se enmarca la figura del ‘growth hacker’`. Analítico, creativo y curioso, debe ser capaz de identificar nuevas formas de crecimiento de una empresa que vayan más allá de invertir dinero en marketing. Titulado en Ingeniería Informática, Publicidad o Marketing con especialidad en Marketing Digital y certificaciones Google y con un nivel alto de inglés y experiencia internacional, el sueldo de este profesional tan versátil oscila entre los 45.000 y los 70.000 euros brutos anuales.
Preferiblemente ingenieros o licenciados en matemáticas, los especialistas en Big Data analizan los grandes datos que posee una empresa y los usan como indicadores fiables para proponer medidas correctoras y para ayudar en la toma de decisiones sobre el rumbo que tiene que seguir un determinado negocio. Ante la falta de formación en este ámbito, cada vez más universidades y escuelas de negocio están ofreciendo másters especializados en gestión, gobierno y arquitectura de datos. La retribución para este tipo de perfiles oscila entre los 50.000 y los 60.000 euros brutos anuales.
700 profesiones sustituidas por robots
Y mientras surgen nuevas ocupaciones, otras van desapareciendo o perdiendo trabajadores a medida que los robots y las nuevas tecnologías los van sustituyendo. Según un estudio realizado por la Universidad de Oxford, en torno a700 profesiones serán reemplazadas por máquinas en 20 años.
Los robots podrían desempeñar las tareas en las que hoy trabaja el 47% de la Población Económicamente Activa. Esto significa que se podrían perder más de 1.600 millones de puestos de trabajo.
Cajeros de bancos o supermercados, conductores de cintas transportadoras, carteros o personal de oficinas de correo, agentes de viajes, agricultores… son algunas de las profesiones que corren más peligro. Pero, aunque la automatización destruya algunos de los puestos de trabajo que conocemos en la actualidad, se crearán otros para los trabajadores del futuro.
900.000 puestos de trabajo tecnológicos
Según un estudio de Adecco presentado esta semana en Madrid, “serán los perfiles cualificados ligados a la tecnología y al ámbito digital, los perfiles vinculados al trato con las personas y los especializados en marketing y ventas los que más relevancia alcanzarán en 5 y 10 años”.
De acuerdo con las previsiones macroeconómicas de la Unión Europea, hasta 2020 se crearán 900.000 nuevos puestos de trabajo tecnológicos. Para la patronal de empresas tecnológicas, AMETIC, entre 2013 y 2017, el número de empleos TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) debería haber aumentado en 300.000 con las políticas de apoyo adecuadas. Se prevé una necesidad de entre 25.000 y 50.000 programadores y desarrolladores; entre 60.000 y 70.000 empleos en marketing y comunicación (community manager y marketing para el mundo móvil); entre 15.000 y 45.000 puestos relacionados con el diseño visual y la creatividad digital; y entre 10.000 y 14.000 destinados a la estrategia y gestión de negocio.
Sectores que liderarán la contratación
¿Y cuáles serán los sectores que liderarán el empleo en los próximos 5 a 10 años en España? Los expertos destacan, en primer lugar, el sector tecnológico y de I+D+I, el turismo y el ocio, la salud y el bienestar ante el progresivo envejecimiento de la población y la energía por la necesidad de encontrar energías alternativas.
El principal problema al que nos enfrentaremos será el desajuste entre la oferta y la demanda de profesionales, motivado en gran parte, según explica el informe de Adecco, “por la brecha formativa y de especialización de nuestro mercado laboral”.A las empresas les cuesta encontrar perfiles acordes a sus necesidades y esto será uno de los principales retos que deberá afrontar España en los próximos años.
Además, las demandas de los nuevos talentos ya han empezado a chocar con el empleo tradicional. “Los nuevos perfiles de los jóvenes priorizan la productividad frente a las horas impuestas, la conciliación laboral frente a un horario rígido y es que el nuevo perfil profesional ha evolucionado y las empresas aún no lo han comprendido”, explica Roberto Menéndez, director de la Feria del Empleo en la Era Digital.
¿Qué exigen los trabajadores del futuro?
Estos nuevos profesionales son los llamados Millennials o Generación del Milenio. Son el presente y el futuro del mercado laboral. Jóvenes altamente preparados, pero con una mentalidad disruptiva frente a las empresas tradicionales, y que no son partidarios de jerarquías, sino que quieren participar en la toma de decisiones. Además, exigen una gestión flexible, transparencia, que se revise el concepto de jornada laboral, que el objetivo del trabajo sea la felicidad y no la productividad, y que se les brinde la oportunidad de seguir formándose y de conciliar la vida profesional y personal. Unas demandas que ya están cambiando las tradicionales reglas de juego del mercado laboral. El futuro ya es el presente.

¿Qué te pareció?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid